BODEGAS VI REI

El Pasado

Llucmajor fue una de las primeras zonas pobladas de Mallorca. Así lo demuestran los numerosos talaiots y poblados repartidos por todo el municipio. También fue una de las primeras zonas donde los romanos plantaron vides. Y desde el principio destacó por la excelencia de sus vinos.

Plinio el Viejo en su libro “Historia Natural”, ya comparaba a los vinos de Baleares con los mejores del Imperio Romano, pero será después de la conquista de Mallorca en el año 1232 por el Rey Jaume I, cuando el cultivo de la vid alcanza su máxima expresión, solo interrumpida por la llegada a Europa, en el siglo XIX, de la filoxera que arrasó los viñedos de Europa y por ende de nuestra isla, sumiendo al sector del vino en un profundo y largo periodo de decadencia.

El Presente

A principios de este siglo, la plantación de nuevas cepas recuperará y revitalizará el sector vinícola de Llucmajor. De la mano de Miguel Pascual, visionario nacido entre viñas y apasionado del vino, se sembró el mayor y mejor cuidado viñedo de Mallorca. La finca Sa Bassa Plana es el lugar elegido para ello.

Los vinos que elaboramos en Bodegas Vi Rei reflejan el paisaje mallorquín. Son vinos con autenticidad y carácter.

A la hora de la elaboración aplicamos 7 importantes reglas:

  • Vendimiar las uvas en su óptima madurez.
  • No abusar de la extracción durante la vinificación.
  • Controlar los procesos de fermentación para evitar estridencias.
  • Seleccionar adecuadamente las barricas para la crianza, considerando el grano de la madera, el tostado.
  • No extender más allá de lo necesario el tiempo de crianza en las barricas.
  • Durante el assemblage las virtudes de cada vino deben quedar en primer plano, por encima de los aspectos menos positivos.
  • Trabajar siempre con la mente abierta.

El viñedo

La mayor parte del viñedo se plantó en 2012 con variedades autóctonas como Premsal Blanc, Manto Negro, Giró Ros y Callet y algunas de las internacionales más importantes como Chardonnay, Sauvignon Blanc, Merlot, Syrah, Cabernet Sauvignon y Malvasia en un total de 100 ha. El proceso de viticultura se realiza siguiendo criterios estrictos, la mayoría manuales desde la poda de la vid, hasta la recolección. El clima de la zona es de carácter típicamente mediterráneo, con una temperatura media de 17º C con unos inviernos ligeramente fríos y veranos secos y muy calurosos, óptimos para la maduración del fruto, todo ello creando un “terroir” característico.

La proximidad del mar influye de manera importante. La pluviometría oscila entre los 400 y los 450 mm anuales y los valores medios de irradiación solar superan las 2.800 horas/año. El suelo está formado por rocas calizas (margas y dolomitas) que dan lugar a un suelo calizo-arcilloso, dando a la tierra unas tonalidades rojizas o blanquecinas y con un pH ligeramente alcalino. Estas características del suelo permiten un buen drenaje y esto, junto con la escasa presencia de materia orgánica y la facilidad de penetración radicular, hace que el cultivo de la vid se realice en condiciones muy buenas.

La Bodega

La bodega fue fundada en el año 2014 por el conocido arquitecto mallorquín Rafael Munar quien aposta por la integración de la arquitectura en el paisaje mediterráneo.

La bodega fue fundada con un claro objetivo: la producción de vinos de alta calidad, introduciendo la última tecnología aplicada a la vinificación. El proceso de vinificación es con prensas de bajo rendimiento y alta calidad de mostos, pasando a depósitos de acero inoxidable, para una fermentación a temperatura controlada, obteniendo vinos generosos en aromas y cubiertos de color. Utilización de procesos de crianza en barricas de roble francés y durmientes, seguido de la crianza en botella. El proceso de embotellado se realiza íntegramente en la bodega, cerrando el ciclo de producción, siendo todas las producciones limitadas y numeradas.

COMPARTIR

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on vk
Share on telegram
Share on whatsapp
Share on email

 

plplplplplplp